La escalada represiva de los cuerpos de seguridad llegó a su punto de quiebre en el estado Bolívar con el asesinato de un estudiante de la Universidad de Oriente (UDO) en medio de una incursión policial y militar al Decanato de esta casa de estudios la tarde de este miércoles en Ciudad Bolívar. La víctima, Augusto Sergio Puga Velásquez, tenía apenas 22 años de edad.

“A eso de las 3:30 de la tarde los policías estadales y los guardias nacionales entraron al Decanato y dispararon armas de fuego, perdigones y lacrimógenas contra los muchachos que allí nos resguardábamos”, relató uno de los jóvenes que prestó los primeros auxilios al estudiante de Medicina fallecido horas después en el Complejo Hospitalario Universitario Ruiz y Páez.

Durante la arremetida -en la que además se violó la autonomía universitaria de la UDO- también resultaron heridos de bala otros ocho jóvenes: Jhon Noriega, Francisco Quintero, Carlos Zamora, Jhonatan Lira, Luis Olivero, Wilmer Salazar, Edward Carrillo y Ezequiel Febres; todos fueron atendidos en diversos centros médicos de Ciudad Bolívar.

“Fue tal la saña que tenían contra nosotros que además de dispararnos, se quedaron afuera como perros de presa para no dejar que sacáramos a los heridos (…) tuvimos que atenderlos en los espacios del Decanato: sala de conferencia, oficinas y jardines”, denunció otro udista sobre los hechos ocurridos este miércoles en la avenida Bolívar.

Tres veces en tres días

La incursión de funcionarios de la Policía del estado Bolívar (PEB) y Guardia Nacional Bolivariana (GNB) al Decanato de la UDO la tarde de este miércoles no es la primera que ocurre esta semana: el lunes y martes también se registraron casos de violación a la autonomía universitaria, revelaron sus autoridades en un comunicado emitido tras los hechos del martes.

“Vamos a solicitar al Ministerio Público que investiguen los hechos vividos el lunes 22 de mayo y que parecieran repetirse en el día de hoy (martes 23 de mayo), ya que estamos recibiendo llamadas denunciando nuevamente la arremetida de la GNB contra nuestros estudiantes”, informó la decana del Núcleo Bolívar, María Coromoto Casado, en dicho comunicado.

Por otra parte, la Asociación de Profesores de la UDO Bolívar (Apudo Bolívar) manifestó su rechazo a la represión del lunes, la detención de nueve estudiantes de dicha casa de estudios el martes, y el mayor de los ataques ocurrido este miércoles, donde murió Augusto Sergio Pugas Velásquez y resultaron heridos de bala otros ocho jóvenes.

Cabe resaltar que el pasado 17 de mayo se registró el primer caso de violación a la autonomía universitaria en el estado Bolívar en el marco de las protestas contra el presidente Nicolás Maduro, cuando funcionarios de la GNB ingresaron a la UCAB Guayana y detuvieron al estudiante Nelson Nava y al profesor y periodista Marcos Valverde.

De la protesta a la tragedia

La manifestación de este miércoles en Ciudad Bolívar tuvo como principal objetivo rechazar el arresto de nueve estudiantes de la UDO durante la represión sufrida el día anterior, donde también fue atacado el decanato de la universidad. “Había más de mil personas en la marcha”, relatan algunos testigos.

Inició a las 9:00 de la mañana en la Escuela de Medicina de la UDO y recorrió la avenida Jesús Soto hacia el Paseo Meneses. Se apostaron en la esquina del Restaurante Tijuana, a media cuadra del Decanato. “Allí se unieron partidos políticos y pidieron marchar al CNE, pero los muchachos no quisieron por temor a la represión del martes”, acotó.

Poco antes del mediodía algunos jóvenes armaron barricadas y casi de inmediato aparecieron los policías y militares para reprimirlos. Pasadas las 2:00 de la tarde la represión arreció y fue cuando los uniformados arremetieron contra los muchachos que se resguardaban en el Decanato, dejando el saldo ya mencionado: un muerto y ocho heridos de bala.

Respecto del ataque a la Contraloría, ubicada en el Casco Histórico de Ciudad Bolívar, aseguraron que “si los chamos no quisieron ir al CNE, que quedaba cerca de Tijuana, mucho menos irían al Casco Histórico (…) en Bolívar sabemos que el único que tapa los problemas incendiando cosas es (el gobernador del estado Bolívar, Francisco) Rangel Gómez y por algo ordenó ese ataque”.

Crédito Correo del Caroní

Crédito Correo del Caroní

comparte