Fuente:El Nacional  

185 oficiales subalternos del Ejército se encuentran bajo investigación por presuntos delitos de rebelión y traición a la patria, informó Teodoro Campos, diputado y coronel (r) del Ejército.

Los oficiales se encuentran detenidos presuntamente en la Dirección General de Contrainteligencia, la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia y en las cárceles de Ramo Verde y 26 de Julio en Guárico. “Hay algunos que, como ya no caben tampoco en los anexos militares, han sido trasladados a cárceles con presos comunes. Eso nunca había ocurrido”, expresó Campos en las afueras de la Procuraduría General, hasta donde pudieron llegar para intentar entregar –por segunda vez– una carta en Fuerte Tiuna. Vehículos y piquetes de la GNB cerraron los accesos al recinto militar.

Ayer, nueve ex funcionarios de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, quienes integran el Frente Institucional Militar, solicitaron al ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, respuesta a la carta entregada el 26 de mayo en su despacho, en la cual exigen, entre otras cosas, interceder para la realización de elecciones generales y suspender a la asamblea nacional constituyente, debido a la crisis política y social que vive el país, de la cual no escapa la institución castrense.

“Esa es la única forma que evitemos una guerra civil en Venezuela y la escalada de esto que está sucediendo, porque a la larga el pueblo va a ser uso legítimo de la defensa y la situación se va a complicar”, expresó el coronel Hidalgo Valero, miembro de esta organización y presidente de la asociación civil Defensores Populares.

El ex oficial alertó que la omisión de la Fuerza Armada ante los reclamos del pueblo pudiera llevar al país a una guerra civil. “Si no hay conciencia entre los militares esto nos va a conducir a una guerra civil. No es lo conveniente. Por el bien de la patria tienen que solucionar este problema” dijo al hacer el llamado al ministro de la Defensa para que influya ante el alto mando militar y el gobierno a fin de buscar una salida a la crisis.

El grupo de militares en situación de retiro rechazó el procesamiento de civiles en tribunales militares, según señalan, eso vulnera el artículo 49 de la Constitución. El diputado indicó que, ante la actuación de la Fiscalía no imputar sin pruebas, el gobierno trata de presionar a los jueces y fiscales militares para iniciar investigaciones a civiles sobre delitos que no tienen nada que ver con militares. “Por ejemplo, el delito de ultraje al centinela no fue creado con esa finalidad de juzgar civiles, es para delitos cometidos en cuarteles, por militares, entre militares”.

Rafael Montero, ex ministro de la Defensa y general de división del ejército (r), repudió la actitud de los actuales oficiales de la Guardia Nacional, “que dispara metras y cabillas contra los jóvenes (…) no es la misma que en años anteriores. Hoy esta GNB es asesina”.

Crédito El Nacional

Crédito El Nacional

comparte