Bogotá. Así como a Ingrid Betancourt y los estadounidenses Stansell, Howes y Gonsalves, también fueron liberados el sargento segundo del Ejército José Ricardo Marulanda, el cabo primero de la Policía Julio Buitrago y nueve militares y policías más, menos conocidos que la ex candidata presidencial y que los rehenes extranjeros, pero que como decenas, sufrieron también por años un largo cautiverio. Bernabé Buitrago, próximo a cumplir ochenta años y padre de Julio Buitrago, y Esperanza Marulanda, hermana de José Ricardo Marulanda, exteriorizaron su emoción ante los periodistas. Buitrago, el padre, recordó que su hijo, el policía, fue secuestrado el 3 de agosto de 1998, y desde entonces espera “que llegue a la casa”, en el barrio La Granja del sector suroeste de Bogotá. Esperanza Marulanda, por su parte, señaló que su hermano José Ricardo fue hecho cautivo “hace diez años y cuatro meses”. Recordó también que durante todo el tiempo del secuestro, la familia sintió “una angustia terrible”, pero subrayó que “no perdíamos la fe”. Como ellos, decenas de familiares de rehenes no pierden tampoco la esperanza de que regresen a casa hijos o hermanos, y algunos menores ansían conocer a sus padres. Fuente: Ultimas Noticias. Pág. 60. Caracas. 03/07/08 EFE

comparte