Estado del caso: No hay ningún comunicado oficial referente a los asesinatos.

Resumen del caso:

Fecha de los hechos: 10 de marzo de 2017.

Lugar donde ocurrieron los hechos: Parroquia El Valle, Municipio Libertador, Distrito Capital.

Victimas:Víctor Alfredo Camacho Espinoza, alias “Androide.” Alias “El Bebé” (se desconoce el nombre).Alias“Cara de Ratón” (se desconoce el nombre).Jhonny Arias.

  • Ángel Carrasquero.
  • Alias y “Tedy” (se desconoce el nombre).
  • Alex Yohan Vegas presuntamente alias “Cara de Papa”.
  • Alias “El Mortadela” (se desconoce el nombre).
  • Luis Gerardo González Torrealba, alias “Calimero,”.

Derechos humanos violados: Derecho a la vida. Derecho a la protección de la integridad personal. Derecho a la inviolabilidad del hogar doméstico. Derecho a la justicia. Derecho a la indemnización por violación de derechos humanos. Derecho al debido proceso en actuaciones judiciales y administrativas. Derecho a la seguridad ciudadana. Derecho a la presunción de inocencia.

Contexto: En enero de 2017, el Presidente de la República, Nicolás Maduro, sostuvo que “nos hemos dedicado varias semanas a estudiar los métodos, los errores, los abusos que hubo en algunos casos. También explicó “hemos retomado el concepto humanista de las OLP; es muy importante combinarlos con los cuadrantes de paz” (…) de igual forma, las mismas fueron rebautizadas como Operación de Liberación Humanista del Pueblo (OLHP); sin embargo, todo parece indicar que el cambio fue sólo de forma más no de fondo.

De acuerdo a El Universal, dos de los abatidos fueron identificados como Luis Gerardo González Torrealba, alias “Calimero,” y Víctor Alfredo Camacho Espinoza, alias “Androide.” Otros cinco fueron sólo identificados por los alias, siendo estos “El Mortadela,” “El Bebé,” “Cara de Papa,” “Cara de Ratón” y “Tedy.” No obstante, hay varias denuncias de familiares que dejan entrever que se mantienen las violaciones a los DDHH durante estos operativos.Además, Vegas denuncia que los funcionarios se llevaron un reloj, una colonia, cuatro paquetes de azúcar y cuatro kilos de harina pan que había en la casa. El adolescente tenía dos meses de haberse convertido en padre. “Lo más triste es que vengan a inventarle un prontuario policial que no tenía, mi hijo no tenía prontuario y lo ponen como un delincuente, le inventan un sobrenombre de Cara de Papa, vienen a decir que estaba involucrado en robos, eso es mentira, mi muchacho era un niño sano, era mi orgullo” mantiene Vegas.En la calle 9 también asesinaron a Luis Eduardo González, de 30 años, quien se encontraba en casa de un amigo a las 9:30 de la mañana cuando funcionarios Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro obligaron a González y su amigo a salir de la residencia, los golpearon, se llevaron detenido al hombre no identificado, quien se encuentra desaparecido, y le dispararon en la espalda a González, quien falleció a causa de la herida. De acuerdo a la madre de González, “los vecinos me avisaron que después de sacar a los muchachos dispararon varias veces para simular un enfrentamiento.”Además, durante el operativo, los funcionarios llevaban la cara tapada no sólo con pasamontañas sino también con máscaras que simulaban un cráneo. Esto resultó tan mediático que el 17 de marzo la Directiva Nacional del CICPC emitió un comunicado notificando “a todos los funcionarios a nivel nacional, que está prohibido cubrirse el rostro con alguna indumentaria (máscara, pasamontañas, capuchas, pañuelos, entre otros) en actos de servicio, ya que esto genera desconfianza en la colectividad y muchas veces ampara las malas praxis policiales. La transparencia de nuestro trabajo va de la mano con nuestra imagen personal e institucional. En tal sentido, se exhorta a todos los Jefes de Despacho a nivel nacional que a supervisar el personal bajo su cargo, a fin de evitar el incumplimiento de la presente disposición.”

El Nacional también recoge los testimonios de Yoerlys Arias, hermana de Jhonny Arias, de 18 años de edad, y Yosbel Arias, quienes se estaban preparando para salir a las 6:00 de la mañana cuando unos funcionarios policiales irrumpieron en la vivienda, golpearon a Jhonny en la cabeza, le dispararon en la garganta y luego le dieron dos tiros en el corazón a Yosbel. Arias también denunció que los funcionarios se llevaron comida, una cafetera, una licuadora, celulares y zapatos de la residencia, y que rompieron las paredes para retirar los proyectiles que hubiesen quedado incrustados. El martes 14 de marzo, estudiantes del liceo Luis Cárdenas Saavedra, familiares y vecinos cerraron la calle 14 para protestar por los asesinatos.

El Nacional recoge varios testimonios, como el de Daniela Zerpa, quien mantiene que su esposo, Ángel Carrasquero, de 25 años de edad, salió a trabajar a las 8:30 de la mañana de su casa en la Calle 16. Sin embargo, al bajar la escalera fue interceptado por miembros de la D.G.S.C.I. M.: “Al poco tiempo de salir mi esposo, unos hombres con máscaras negras me hicieron abrir la puerta bajo amenaza. Yo vi cuando tenían a mi esposo. Les dije que lo radiaran y así certificaran que no era un delincuente. Me mandaron a callar y a taparle los oídos a mis hijos, sobre todo al mayor que tiene 8 años. Les repetí que Ángel no era un malandro y me mandaron a callar, allí escuché el disparo. Luego revisaron mi casa sin ninguna orden.” Los funcionarios impidieron que la mujer se acercara a su esposo, quien fue trasladado al hospital de Coche, y luego, a las 8:00 de la noche, a la Morgue de Bello Monte.

Alex Yorman Vegas, padre de quien supuestamente sería “Cara de Papa” ha denunciado que a su hijo le crearon un prontuario policial. El joven tenía dieciséis años y se llamaba Alex Yohan Vegas. De acuerdo a Vegas, el viernes a las 7:00 de la mañana la familia se encontraba durmiendo en su residencia en la calle 12, cuando unos policías irrumpieron violentamente en la vivienda, lastimando a su hija menor de diez años, a quien la agarraron por los cabellos, sacando a la familia de la casa. De acuerdo al padre, a Alex le dijeron que se vistiera, luego “lo obligaron a sentarse en el sofá de la sala, de pronto comenzaron a gritar ‘enfrentamiento, enfrentamiento’ y comenzaron a disparar, y me mataron a mi muchacho, le dieron un tiro en el pecho.”

El viernes 10 de marzo de 2017 en la madrugada se realizó una OLHP en la parroquia El Valle. Esta se supone se encontraba enmarcada con la nueva visión humanista. Centenares de funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), la Dirección General de Contra Inteligencia Militar (DGCIM), Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC) y la Policía Nacional Bolivariana (PNB), que tomaron las calles 2, 9, 12, 13, 14, 15, 16 de Los Jardines de El Valle (no hay precisión del número de funcionarios que participaron en la operación pero se calcula en más de cien) estaban buscando a Carlos Revette, alias “El Coqui,” jefe de una poderosa banda delictiva. Sin embargo, aunque Revette no fue encontrado, de acuerdo a información oficial, nueve presuntos delincuentes fallecieron durante enfrentamientos y más de cincuenta personas fueron detenidas in fraganti o por poseer prontuario policial.

comparte