Resumen del caso:

Fecha de desaparición de las víctimas: 4 de marzo de 2016.

Lugar de los hechos: Tumeremo, Estado Bolívar (Mina Atenas).

Víctimas conocidas hasta la fecha:

  • Ángel Ignacio Trejo Sosa (30 años)
  • Cristóbal Heredia (24 años).
  • Gustavo Guevara Aguinagalde (22 años).
  • Jesús Alfredo Aguinagalde (25 años).
  • Jesús Gregorio Romero Ara (22 años).
  • José Ángel Ruiz Montilla (25 años).
  • José Gregorio Nieves Aguinagalde (25 años).
  • Luis Díaz (24 años).
  • Marielys Ruiz (21 años).
  • Mary Dalia Ruiz (18 años).
  • Néstor de Jesús Ruiz Montilla (31 años).
  • Roger José Romero Ángel (20 años).
  • Carlos Eliezer Sidran Rodríguez (26 años).
  • Rosa Isabel Silva Rojas (29 años).

Estado del Caso: No se tiene ninguna información respecto a las conclusiones de la investigación manejada por el Ministerio Público.

Derechos violados: Derecho a la vida. Derecho de acceso a la información. Derecho a la justicia. derecho a la indemnización por violación de derechos humanos. Derecho al debido proceso en actuaciones judiciales y administrativas. Derecho a la seguridad ciudadana.

Resumen del caso: El 4 de marzo de 2016 se denunció la desaparición de veintiocho (28) mineros en Tumeremo, al sur de Venezuela. En esta zona ha proliferado la minería ilegal. Durante días, después de haberse conocido el suceso, representantes del Estado negaron que hubiesen ocurrido dichas desapariciones, por ejemplo, el 5 de marzo de 2016, el gobernador del estado Bolívar, Francisco Rangel Gómez publicó en su twitter que “una vez más politiqueros irresponsables pretenden generar zozobra en el sur de Bolívar son FALSAS informaciones sobre mineros asesinados”, hasta que después de una semana, se reconoció la desaparición de dieciséis (16) personas. El Defensor del Pueblo dijo que podía tratarse de “de un estimado total de 25 desparecidos.” Finalmente, la Fiscal General de la República Luisa Ortega Díaz, informó el 14 de marzo de 2016, que la labores de búsqueda de los mineros desaparecido de Tumeremo habían concluido con el hallazgo de 17 cadáveres declaró que se habían encontrado los cadáveres de veintiún (21) mineros. Posteriormente el Defensor del Pueblo de Venezuela, Tarek William Saab, informó el martes 15 de marzo de 2016, que los restos de 17 mineros artesanales hallados en una fosa común en Tumeremo presentaban heridas por armas de fuego. Se reunió con autoridades locales y militares que están investigando la Masacre y de igual manera, indicó que funcionarios de las Fuerzas Armadas Nacional Bolivariana y cuerpos de seguridad del estado Bolívar, continúan rastreando un sector conocido como mina Hoja de Lata

El hecho que este caso fuese tan mediático impidió que quedara impune. En mayo   de 2016, se abatió al supuesto responsable de la masacre, Jamilton Andrés Uloa Sánchez, alias “El Topo.” Mineros han denunciado que el Estado debe revisar “a fondo” las minas de Bolívar, pues están llenas de fosas comunes. Aun así, se sabe muy poco de lo que realmente sucedió, y las promesas del gobernador de indemnizar y ayudar a los familiares no han sido honradas. “A mí más nunca me dieron respuesta del caso” le comentó a Runrunes el padre de una de las víctimas, que prefirió no identificarse. Según la hermana de otro de los fallecidos, “nos hicieron ir hasta el Fuerte Tarabay a recoger la bolsa (2 kilos de harina de maíz, 2 de arroz, 1 aceite) un mes después de la masacre. Y más nunca volvieron a dar nada. Eso es una burla”.

De igual forma, muchos familiares no creen realmente que “El Topo” fue el ciudadano abatido durante el enfrentamiento en mayo. Según el padre de otro de los asesinados, “yo lo único que le digo a usted, es que hay mucha gente que dice que ese señor se fue a Valencia después de que nos quitó a nuestros hijos. Todas las familias tenemos dudas sobre la muerte de ‘El Topo’”. Además, según el diputado Américo de Grazia, “nunca se dijo quiénes eran los autores intelectuales” de la tragedia.

Cuatro meses después de la masacre, la vida en Tumeremo seguía sin volver a la normalidad. El diputado Américo de Grazia ha denunciado que las masacres continúan, sin embargo, ahora no son sólo los delincuentes que tratan de controlar las minas ni los pranes, sino las OLP. El 11 de julio de 2016 el diputado tuiteó “se comenta en Maripa de la muerte de 8 mineros en el alto Caura. Sucre/Edo Bolívar. Al menos 3 cadáveres llegaron al CICPC de Ciudad Bolívar.

Américo de Grazia ha sostenido, además, que los mineros han sido maltratados y robados por los funcionarios durante los operativos acaecidos en minas de Tumeremo, Guasipati, El Dorado, La Paragua, El Callao y el Alto Caura. De acuerdo a lo declarado por el diputado, las OLP han ocurrido dentro del perímetro de la Zona de Desarrollo Estratégico Nacional del Arco Minero del Orinoco.

Para octubre de 2016, el diputado volvió a denunciar una masacre en Tumeremo. Acaecida el día 5 de ese mes y en la cual habrían sido asesinadas once personas, la mayoría entre 17 y 19 años de edad. Dos de las víctimas fueron identificadas como Carlos Eliezer Sidran Rodríguez de 26 años y Rosa Isabel Silva Rojas de 29 años. Uno de los sobrevivientes de la masacre (identificado sólo como Ronni) logró trasladarse hasta el Hospital de Guaiparo en San Félix y dio testimonio de lo ocurrido.

Según lo comentado por el diputado, funcionarios de la OLP y el Sebin ingresaron a las minas en Nuevo Callao y empezaron a disparar contra quienes se encontraban ahí, para luego abandonar los cadáveres en el basurero de Tumeremo. Para de Grazia, las masacres tienen como objetivo “despejar las minas para entregárselas a las transnacionales”.

En octubre de 2016, el Ministerio Público comisionó a los fiscales 42 Nacional y 5ª del Segundo Circuito del estado Bolívar, Mervings Ortega y Jennifer Durán para que se investigara esta nueva tragedia. Además, funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) y del Ejército se habrían trasladado al lugar donde habrían ocurrido los hechos. En la continuidad de dicha investigación, se encontraron el 11 de octubre dos nuevos cadáveres. Uno de ellos había sido mutilado.

comparte