Resumen del caso:
Fecha de los hechos: 30 de diciembre de 2016.
Lugar de los hechos: Estado Amazonas.
Contexto: La desaparición de un helicóptero del ejército (Mi 17-V5) en el Estado Amazonas, al bordo de la cual iban trece pasajeros, nueve militares y cuatro civiles (estos últimos miembros de la misma familia, parte de la etnia baniwa), constituye una violación al derecho de acceso a la información por parte de los familiares y por parte de la sociedad en general. A pesar del hallazgo de los restos del helicóptero siniestrado en mayo de 2017, en el tratamiento dado por las autoridades, continúan violándose derechos humanos fundamentales.

Derechos humanos presuntamente violados: Derecho de habeas data, derecho de amparo judicial, derecho a la tutela judicial efectiva, derecho al debido proceso en actuaciones administrativas, derecho a ser informado oportuna y verazmente por la administración pública.

Personas desaparecidas en el incidente:
• Capitán Griceldo Fernández Rumbos (piloto)
• Capitán Otto Joaquín Alvarado (copiloto)
• Sargento Primero Yerver Mujica Graterol (ingeniero de vuelo)
• Sargento Primero Jhonatan Inojosa (mecánico)
• Teniente del Ejército Guillermo Marcano Nieves
• Sargento del Ejército Jeison Romero
• Sargento (GNB) Luis Sierra Vera
• Soldado del Ejército Alejandro de Jesús Mariño
• Soldado del Ejército Rodolfo Gómez
• Raiza Martínez (civil)
• Humberto Martínez (civil)
• Stefano Cayupare Martínez (civil)
• Raibiles Yavinape (civil / 4 años)

Resumen del caso: El viernes 30 de diciembre de 2016, un helicóptero modelo MI17V5 de fabricación rusa, con las siglas EV0796 y perteneciente al Batallón de Helicóptero “GB Florencio Jiménez”, ubicado en el municipio Cocorote, estado Yaracuy, despegó desde el Aeropuerto Nacional Cacique Aramare Puerto Ayacucho, Estado Amazonas, rumbo al aeropuerto La Esmeralda (Base Militar). Sin embargo, aproximadamente a setenta kilómetros del lugar de partida perdió contacto con los operadores aéreos y nunca llegó a su destino.

Al cierre del mes de diciembre de 2016. No se había emitido ningún pronunciamiento por parte del Ministro de la Defensa.

El 02 de enero de 2017, el Ministro del Poder Popular para la Defesa, emitió un comunicado sobre el accidente en los siguientes términos (destaca como el comunicado omite los nombres de todos los ocupantes de la aeronave). Pulse aquí para leer el comunicado 

Para el 4 de enero de 2017, el presidente de la República, Nicolás Maduro Moros, anunció que “varias columnas de militares y de indígenas se han internado en las profundidades de la selva amazónica” para localizar a los desaparecidos. Ese mismo día, el ministro de Defensa, General Vladimir Padrino López expresó que tres aeronaves habían salido desde Puerto Ayacucho buscando el helicóptero. Al día siguiente (5 de enero de 2017), el ministro de Comunicación e Información, Ernesto Villegas, informó que se continuaba en la búsqueda.

El Nacional publicó el 5 de enero de 2017 que el helicóptero había sido hallado y sus ocupantes estaban con vida. De acuerdo al periódico, “familiares del personal castrense fueron informados a través de una llamada telefónica que la aeronave fue encontrada por las autoridades y los sobrevivientes serían trasladados en el transcurso de la noche hasta Puerto Ayacucho.” Ese mismo día el gobernador Libio Guarulla declaró que se había encontrado el helicóptero (más no la tripulación). Sin embargo, ambas informaciones resultaron erradas.

El 9 de enero de 2017, Efecto Cocuyo publicó las declaraciones del presidente del Instituto Venezolano de Seguridad Aérea, William Dugarte: “no entendemos por qué se maneja como secreto de Estado esta situación. Los que están perdidos son venezolanos que necesitan nuestro apoyo y en la seguridad aérea se establece la cooperación civil y militar para las operaciones SAR [Operaciones de Búsqueda y Salvamento por sus siglas en inglés].”

El 12 de enero de 2017, Eduardo Centeno, Teniente Coronel (R) de la Fuerza Aérea denunció en Runrunes que era “llamativo” que se haya decidido tratar el caso con tan poca transparencia. Añadió además que “el celo profesional puede terminar siendo contraproducente para las labores de rescate; no tiene sentido el hermetismo cuando todo el mundo es parte interesada” y que “lo lamentable es que desperdicien el recurso humano disponible para maximizar la búsqueda.”

De acuerdo a Panorama, el 28 de enero de 2017, Milagros Sanoja, madre de uno de los desaparecidos denunció que su hijo, Alejandro de Jesús Mariño, fue “montado a la fuerza” en el vuelo, pues le tocaba salir de permiso el 27 de diciembre, y que el comandante del 521 Batallón Urdaneta no estaba al tanto de dicho viaje. Además, la Sra. Sanoja descubrió que las cuentas bancarias de su hijo habían sido movidas cuatro veces desde el 30 de diciembre, los días 3, 5, 18 y 23 de enero y sostuvo que ni el gobernador del Estado Amazonas, Liborio Guarulla, ni el presidente de la República han dado respuestas a los familiares de los desaparecidos.

Para el 1 de febrero de 2017, la Sra. Sanoja, declaró en la Comisión Permanente de Defensa de la Asamblea Nacional que “no dejan que familiares se acerquen al comando militar y no dan respuesta, dicen que no tienen recursos para investigar” sobre el paradero del helicóptero, lo que deja entrever la poca transparencia bajo la cual el Estado ha manejado el caso.
Según Jesús Marcano, padre del teniente del Ejército Guillermo Marcano Nieves, el gobierno habría solicitado ayuda a la República de Brasil para que enviase una aeronave con un sistema de búsqueda avanzado. El Sr. Marcano también declaró que aeronaves civiles fueron autorizadas a sobrevolar el espacio aéreo en busca del helicóptero y denunció que el Ministerio de la Defensa continuaba sin darles información.

El 7 de febrero de 2017, se dio a conocer que el Gobernador del estado Amazonas, Liborio Guarulla denunció ante la Comisión Permanente de Defensa que el Gobierno ha excluido a la comunidad indígena, Defensa Civil y bomberos aeronáuticos de la región en la tarea de búsqueda del helicóptero

El 8 de febrero de 2017, los familiares de los desaparecidos se plantaron en las afueras del Ministerio Público y solicitaron a la Fiscalía unirse a la investigación. Según la Sra. Sanoja, desde el gobierno sólo dicen a los familiares “’nosotros los llamamos’. Nadie ha dado la cara, estoy desesperada buscando ayuda y me cierran las puertas. Lo único que pido es que busquen a mi hijo.” El diputado Édgar Zambrano, presidente de la Comisión de Defensa y Seguridad de la AN también declaró que no sabían si el gobierno estaba investigando formalmente la desaparición y añadió que “es sospechoso que los radares no estén en funcionamiento en un área de presencia de irregulares colombianos, de minería ilegal y delincuencia organizada.”

El 9 de febrero de 2017, El diputado Edgar Zambrano, presidente de la Comisión Permanente de Defensa y Seguridad, denunció que el Gobierno Nacional ejerce presión a los medios para que no difundan información sobre el caso del helicóptero Tipo MI17V5, Siglas EV0796, desaparecido desde el pasado 30 de diciembre en Amazonas.

El 23 de febrero de 2017 la Asamblea Nacional (AN), en su sesión ordinaria debatió sobre la desaparición del helicóptero, tipo MI17V5 de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana en Amazonas, ocurrida desde el 30 de diciembre de 2016. Milagros Sanoja, madre de Alejandro Mariño Sanoja, uno de los ocupantes del helicóptero, tuvo un derecho de palabra en la sesión de la Asamblea Nacional, en donde pidió al presidente de la República buscar a su hijo. “No nos han dado respuesta (…) Tengo una niña de siete de años que me pregunta por su hermano y no sé qué decirle”, dijo Sanoja desde la tribuna de oradores del Parlamento. “Mi hijo agarró esa carrera, pero ahora que le está pasando esto ¿dónde está mi hijo?. No hemos sabido nada y no me han dicho nada, lo único que le digo al Presidente que se aboque a mi hijo, el desespero de todos los días es si están comiendo, si están secuestrados, ninguno me dice nada. Le pido por favor, cónchale, que me digan algo, que me llamen, yo no tengo nada contra ningún partido. Espero que me ayude a buscar a mi hijo”, expresó.

Al final de la discusión en el Parlamento, los diputados reiteraron la solicitud de comparecencia al vicepresidente de la República, ministro de la Defensa, al comandante del Ejército, al jefe de Redi Guayana, Defensor del Pueblo y Fiscal General para conocer las investigaciones del helicóptero. También realizarán la petición al gobierno de Colombia para buscar información sobre el paradero de la unidad aérea.

El 13 de marzo de 2017 El Carabobeño publicó los testimonios de un indígena yekuana en la comunidad de Lau-Lau, quien dice que esa mañana de la desaparición escuchó el ruido de un helicóptero, después una explosión y finalmente observó una columna de humo entre los cerros Ventana y Piapoco. Según el general José Novo Costoya, comandante de la Aviación del Ejército, un equipo especial de escaneo territorial ha explorado 488,8 kilómetros cuadrados y un equipo de drones han escaneado un área de 291,4 kilómetros cuadrados.

El 27 de marzo de 2017 el diputado Armando Armas declaró en el programa Regiones con Carlos Croes por Televen que la información que se maneja es que el helicóptero está en posesión de las FARC.

El 2 de mayo de 2017, la FANB informó mediante comunicado el hallazgo de helicóptero militar desaparecido desde el pasado 30 de diciembre. Pulse aquí para leer el comunicado

El 7 de mayo de 2017, luego de 5 meses de la desaparición de un helicóptero militar que volaba en Amazonas, el Ministerio Público informó a través de su cuenta de Twitter, que “fueron recuperados ocho cadáveres en el sitio donde cayó el helicóptero del Ejército en Puerto Ayacucho en diciembre de 2016″.

Los ocho cadáveres hallados fueron trasladados hasta Puerto Ayacucho, donde se realizarían las debidas labores de identificación por parte del equipo forense adscrito a la Unidad Criminalística contra la Vulneración de Derechos Fundamentales del Área Metropolitana de Caracas.

El Ministerio Publico informó que los expertos permanecerán en el estado Amazonas, a 50 millas náuticas de la base de seguridad territorial “La Esmeralda”, específicamente cerca del Caño Yagua, municipio Atabapo, a propósito de recuperar el resto de tripulantes. También fue informado que la Aviación Militar y el Ejército Bolivariano hallaron la caja negra y otros elementos de interés criminalístico para la investigación.

 

comparte