Nicolás Maduro aumenta el tamaño de su Casa Militar

Nicolás Maduro aumenta el tamaño de su Casa Militar


Crecimiento desproporcionado de Casa Militar Presidencial no se corresponde con emergencia económica

En Venezuela fueron asesinadas en 2015 un promedio de tres personas cada hora. Es la cifra que se maneja extraoficialmente, dada la opacidad del gobierno en esta materia, no obstante ser la inseguridad, uno de los tres principales problemas que reconocen tener los ciudadanos, junto a la escasez y la inflación.

A pesar de estos números, que podrían situar la cifra de personas asesinadas en Venezuela en más de 27.000, solo en 2015, no ha existido una restructuración, ni creación de nuevas unidades policiales o militares para la protección de las personas en el país. Sin embargo, en diciembre pasado fueron creados 10 batallones para la protección del Presidente de la República y sus allegados.

Rocío San Miguel, presidenta de la organización no gubernamental Control Ciudadano señala al respecto: “La policía nacional bolivariana (PNB) avanza con muchas limitaciones presupuestarias, las policías estadales y municipales igual y las capacidades de las policías administrativas especiales, como la de investigaciones científicas penales y criminalísticas, el cuerpo de bomberos y defensa civil, retroceden frente a la insuficiencia de recursos económicos para operar”. “Una mayor inversión y eficacia en patrullaje en las principales ciudades del país, cambiaría el destino de miles de personas que lamentablemente pierden la vida producto de la inseguridad. Sin embargo cada vez, hay menos recursos para ello”, advirtió.

No obstante, llama la atención de Control Ciudadano, una ONG independiente que monitorea los asuntos de seguridad, defesa y Fuerza Armada Nacional, la creación de 10 batallones militares para la protección del Presidente de la República Nicolás Maduro y sus allegados.

“Nos llamó la atención que el Presidente de la República indicara el día que comparecencia ante la Asamblea Nacional a dar su mensaje anual, que junto a la primera combatiente (Cilia Flores) salía en las madrugadas a caminar por la avenida Urdaneta de Caracas, ubicada en el municipio Libertador, el más violento del país. Inmediatamente pensamos en el escudo humano de guardaespaldas y armas que rodea al Presidente en cada una de sus movilizaciones en el territorio nacional o en el exterior, como la razón que le permite hacer estas caminatas, algo que no se le ocurre a cualquier ciudadano en horas de la madrugada”, señaló San Miguel.

“Decidimos investigar en qué estado se encontraba el funcionamiento de la Casa Militar o Guardia de Honor que protege al Presidente. La sorpresa fue mayúscula al percatarnos que hace un mes, concretamente el 22 de diciembre de 2015, el Presidente de la República creó diez (10) batallones para su protección y la de sus allegados, algo que no se corresponde con la emergencia económica que pretende declarar y mucho menos parece “ético” frente a la enorme vulnerabilidad que sufren en materia de seguridad millones de venezolanos diariamente”, explicó.

La Guardia Presidencial es una institución prevista en los artículos 21, 22 y 23 de Ley Orgánica de la Fuerza Armada Nacional y tiene por misión prestarle al Presidente de la República Bolivariana de Venezuela y Comandante en Jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, a sus familiares inmediatos y a quien el disponga, la seguridad, custodia, protección y demás garantías necesarias para su libre desenvolvimiento.

Con la ampliación de la llamada Casa Militar, el Presidente de la República dispone ahora entre otras unidades, de dos Brigadas y una División de Operaciones Aeroespaciales a su disposición, integradas por personal militar de Ejército, la Armada, la Aviación, la Guardia Nacional y la llamada Milicia Bolivariana, además de miembros de los órganos de Seguridad Ciudadana. Conforman un total de once (11) Batallones, una (1) unidad de francotiradores, un (1) escuadrón de caballería motorizada y una (1) unidad de fuerzas especiales, entre otras unidades, lo cual luce completamente desproporcionado.

Guardia de Honor Presidencial
Control Ciudadano considera que la nueva Asamblea Nacional tiene plenas facultades para interpelar al Ministro de la Defensa y al Jefe de la Guardia de Honor Presidencial en beneficio de la racionalidad, la legalidad y trasparencia de los gastos de la República.

En este sentido explica Rocío San Miguel, la Comisión Permanente de Defensa y Seguridad de la Asamblea Nacional está en el deber de exigir se le informe al parlamento:

1. ¿Cuáles son los criterios para haber ampliado el tamaño del organismo de protección presidencial?
2. ¿Cuántas personas están al servicio de la Guardia de Honor Presidencial. Cuántos son venezolanos y cuántos extranjeros de ser el caso?
3. ¿A cuánto asciende el presupuesto de semejante estructura de protección presidencial?
4. ¿Cuántas personas pertenecientes a la familia presidencial custodia la casa militar en Venezuela y en el exterior?
5. ¿A qué personas distintas a la familia presidencial custodia la casa militar en Venezuela y en el exterior y cuál es la justificación para ello?

La capital venezolana (Caracas) se sitúa actualmente como una de las ciudades más violentas del mundo, sin embargo no parece estar en los intereses del gobierno de Maduro rendir cuenta sobre sus planes de seguridad ciudadana para los venezolanos, tal como demostró en su reciente mensaje anual a la Asamblea Nacional, al omitir cualquier referencia a la inseguridad.

En Venezuela es ya común el ocultamiento de cifras vitales para el diseño, seguimiento y evaluación de políticas pública. Las cifras de inseguridad son una de ellas. Sin embargo, está claro que el Presidente de Venezuela ha tomado sus previsiones para disponer de un ejército de funcionarios para su propia seguridad y la de sus familiares, algo de lo que debe rendir cuentas al país, en opinión de Control Ciudadano.

Infografía: Observatorio Venezolano de Seguridad y Defensa/ Control Ciudadano
Fuente: Prensa Control Ciudadano.

comparte